domingo, 20 de mayo de 2012

origen y desarrollo de la fábula


4Desarrollo

Reconoce el origen y desarrollo de la fábula.

La fábula, relato en el que intervienen animales que reproducen efectos y comportamientos de los hombres y que concluye con una moraleja, había tenido una cierta utilización dentro de otros géneros desde Ennio, pero no surge en la literatura latina como un género independiente con sus características propias hasta el siglo I d. de C., por obra de Fedro.

El origen de la fábula, como la mayor parte de los géneros literarios, se remonta a Grecia, donde había surgido como una manifestación popular en oposición a la poesía solemne. La épica era un tipo de poesía que respondía a la concepción de la vida de los nobles y aristócratas, mientras que la fábula se situaba en el otro extremo, y representaba la vida mediocre y común del pueblo humilde. Los griegos, que gustaban de atribuir un inventor concreto a cada género, atribuyen el origen de la fábula a Esopo, esclavo que vivió hacia la mitad del siglo VI a. de C. Lo cierto es que las fábulas o apólogos, como se denominaban entre los griegos, debieron circular por su propia naturaleza popular fácilmente de un pueblo a otro y podían tener un origen muy diverso; probablemente se transmitían de forma oral: mercaderes, cómicos y, muy especialmente, esclavos fueron vehículos de transmisión de las mismas. Dos características acompañan el desarrollo de la fábula tanto en Grecia como en Roma: es de carácter popular, y un fuerte matiz reivindicativo. Las fábulas eran la crítica satírica del pueblo, de los esclavos, de los pobres contra los privilegiados.

Apólogo es una narración breve cuyo propósito es adoctrinar sobre algún principio ético o moral, por lo general situado al final o principio de la misma y denominada moraleja. A diferencia de la fábula, que comparte un fin semejante, no está protagonizada por animales, sino por personas. Es

un subgénero del género didáctico.

BLOQUE 3 59

Lee el siguiente texto y anota lo que se solicita:



Las dos ranas

Actividad: 2

Actividad: 2

Tenían dos Ranas

Sus pastos vecinos,

Una en un estanque,

Otra en el camino.

Cierto día a ésta

Aquélla la dijo:

«¡Es creíble, amiga,

De tu mucho juicio,

Que vivas contenta

Entre los peligros,

Donde te amenazan,

Al paso preciso,

Los pies y las ruedas

Riesgos infinitos!

Deja tal vivienda;

Muda de destino;

Sigue mi dictamen

Y vente conmigo.»

En tono de mofa,

Haciendo mil mimos,

Respondió a su amiga:

«¡Excelente aviso!

¡A mí novedades!

Vaya, ¡qué delirio!

Eso sí que fuera

Darme el diablo ruido.

¡Yo dejar la casa

Que fue domicilio

De padres, abuelos

Y todos los míos,

Sin que haya memoria

De haber sucedido

La menor desgracia

Desde luengos siglos!»

«Allá te compongas;

Mas ten entendido

Que tal vez sucede

Lo que no se ha visto.»

Llegó una carreta

A este tiempo mismo,

Y a la triste Rana

Tortilla la hizo.

Por hombres de seso

Muchos hay tenidos,

Que a nuevas razones

Cierran los oídos.

Recibir consejos

Es un desvarío;

La rancia costumbre

Suele ser su libro.

Félix María Samaniego.

60 DIFERENCIA LA FÁBULA DE LA EPOPEYA

1.      Anécdota:

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



2.      Personajes:

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________



3.      Moraleja:

_________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

1 comentario: